Pese a la crisis, la industria de la publicidad sigue creciendo

La publicidad en nuestro país está posicionado como el mayor sector de reputación exterior de la economía española, reconocida por ámbitos nacionales e internacionales. Este sector juega un papel clave en la economía y estructura comunicativa de los españoles.

Podemos decir que su papel en la sociedad se basa sobretodo en la contribución económica, mediante el crecimiento de la aportación al PIB y la generación de empleo; la financiación y sosten de los medios de comunicación, además de la circulación de bienes y servicios con el consiguiente resultado de un comercio dinámico y en constante movimiento. La conclusión es que es un elemento esencial  para la economía, sociedad y cultura española y muy importante para el sistema comunicativo español.

Logos para web act marz 2015

Los riesgos que conlleva este sistema de publicidad son dos: que la oferta dependa exclusivamente de la demanda mayoritaria del público y que el criterio para valorar dependa (solamente) del factor económico.

La industria de la publicidad vive una “crisis de modelo” como consecuencia de los efectos de Internet y las nuevas tecnologías, que parecen estar acabando con las modelos tradicionales de comunicación publicitaria.

Así lo ha asegurado Toni Segarra, director creativo de la agencia publicitaria S.C.P.F, quién ha realizado estas declaraciones en la Universidad Internacional Menéndez Pelayo (UIMP) de Santander con motivo del curso “Buscando ideas en vez de buscar ideas” en el que participa.

En esta industria intervienen dos importantes actores: la asociación Autorregulación, asociación creada para la autorregulación de la Comunicación comercial, que fue creada para tramitar reclamaciones de cualquiera de los ciudadanos. Además, mide además el impacto de la campaña antes y después del lanzamiento; por otro lado, los anunciantes, que puede ser cualquier persona natural o jurídica, con unas atribuciones especiales y de varios tipos.

Hemos de contar que a partir de 2008 se inició un a larga crisis económica mundial que se tradujo en el desplome de la inversión publicitaria, llegando a bajar la aportación
publicitaria televisiva de nuestro país hasta un 50% desde 2007 a 2013. Asimismo, a estas dificultades se le suman la bajadas de precio de la publicidad por parte de TVE y que el 1 de enero de 2010 se eliminó la publicidad definitivamente en la televisión pública.

Con todo ello, podemos decir que la industria española ha registrado importantes tasas de crecimiento y se siguen invirtiendo cuantiosas cantidades en publicidad, por parte de grandes empresas mayormente, a pesar de aparecer nuevos formatos para hacer publicidad y nuevas formas de publicitarse. No obstante, con respecto a años anteriores, ha decrecido notablemente.

Los medios convencionales siguen posicionándose por encima de los no convencionales, las agencias publicitarias más importantes siguen gastando casi la mitad de su capital en dicho sector y los espectadores siguen consumiendo publicidad. Desde 2010 y con respecto a 2012, han incrementado los ingresos en, aproximadamente, 7 puntos básicos y el PIB español ha crecido. Aún así, la industria de la publicidad no ha superado las expectativas ni los ingresos con respecto al año 2014. Con todo ello, seguimos manteniéndonos en altos niveles de inversión y consumo.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s